Errores al hacer la tarea con nuestros hijos

two-boys-fighting-over-toys-56799db33df78ccc154810d2
¿Cómo frenar las peleas entre hermanos?
junio 7, 2017
3058831985_4f4bac1056_b

La tarea es la actividad principal con la que un profesor o profesora puede reforzar lo visto en la escuela, y es una de las principales que enseñan responsabilidad a los niños desde una corta edad, sin embargo, es común que de vez en cuando requieran el respaldo de los papás para hacerla.

Por eso compartimos un par de consejos para que los papás puedan estar conscientes de ciertos errores que podríamos cometer a la hora de ayudar a nuestro hijo o hija a hacer la tarea:

Hacer la tarea en cualquier lugar

Muchas veces por falta de orden o de tiempo, los niños hacen la tarea en cualquier sitio del hogar, la escuela u otros lugares; pero es necesario que podamos encontrar un lugar tranquilo y fijo para que puedan concentrarse al 100% durante ese momento del día.

Protestar sobre la cantidad de tarea de nuestros hijos

Es importante que los niños perciban que en casa se respetan las decisiones del profesor, cuando se consideran pertinentes, por lo que si se cree que los deberes sobrepasan a los pequeños, lo notifiquemos al profesor de manera discreta para que lo tome en consideración. La tarea es una forma de preparar a los niños para los desafíos y frustraciones de la vida cotidiana en un futuro.

Hacer la tarea por los niños

Hay que saber diferenciar entre apoyar a nuestros hijos y hacer la tarea por ellos. Si realizamos sus deberes por ellos, evitamos que aumente su capacidad de trabajo, se fortalezca la disciplina y que aprenda lo que debe.

Considerar que las tareas no sirven

La tarea no sólo refuerza el aprendizaje de los niños, sino que los ayuda a aprender a trabajar de manera autónoma. Los padres podemos explicarles las dudas, pero es más provechoso enseñarles a encontrar la respuesta por ellos mismos en libros o internet.

Convertir los deberes en un regaño

Los padres deben convertir el tiempo de hacer tarea en un tiempo de paz y tranquilidad. Si el alumno o alumna tiene dificultades, lo mejor es pedir consejo y consultarlo con los profesores al día siguiente, ya que los gritos y regaños relacionados con las tareas sólo harán que el niño o niña no quiera hacer tarea y que ésta sea una fuente de ansiedad.

Intentar controlar su manera de hacer tarea

Es importante respetar las decisiones de los hijos respecto a sus labores. Si quieren realizarla ellos, lo mejor es dejarlos. Hay que confiar en su capacidad y responsabilidad y dejarles claro que confiamos en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *